La mera conversión de la palabra como un gesto, por Liliana Celiz

viernes, octubre 09, 2009

Liliana María Celiz. Argentina.


Premios recibidos:

Premio de la Casa de la Amistad Argentino Cubana, año 1987.
Tercer premio en el Concurso Nacional de Poesía organizado por la Emisora Lobos, año 1988.
Finalista en el Concurso organizado por la editorial “Argenta Sarlep”, año 1988.
Primera mención en el Concurso Nacional de Poesía organizado por la Emisora Lobos, año 1989.
Mención especial en el concurso organizado por la Emisora Lobos, año 1989.

Formación:

• “Escritura de la novela”, curso dictado por el escritor Antonio Dal Masetto en la Biblioteca Nacional.. Año 2006.
• “Literatura Argentina y Latinoamericana”, curso dictado por el profesor Carlos Dámaso Martinez en la Biblioteca Nacional. Año 2005.
• Curso de análisis de textos, dictado en forma privada por el profesor Roberto Ferro. Desde 1995 y continúa.
• Ha cursado materias específicas en el Departamento de Castellano, Literatura y Latín del Instituto Superior del Profesorado “Joaquin V. González”. Años 1995 a 2000.
• Curso de Teoría Literaria dictado en forma privada por la profesora Isabel Vassallo. Años 1989 a 1991.
• Curso para coordinadores de Talleres Literarios dictado por la profesora Ana Auslender. Desde 1987 a 1990.

Publicaciones:

Libros:

- O elevación de vos o pensamiento” Buenos Aires, Ediciones del Dock, 2007.
• ¿De dónde vienes de mirar tus ojos padre?. Buenos Aires, Ediciones del Dock, 2000.
• Del traje de Eva y su manzana (poemas). Buenos Aires, Último Reino, editado con el apoyo económico de Fondo Nacional de las Artes. 1997.
• Desembocadura, Buenos Aires, Tierra Firme, 1990. Compilación de poemas en conjunto con los poetas Gustavo Baz, Gabriel Rizzola, Carlos González y Chantal Damon. Se editó con el apoyo económico del fondo Nacional de las Artes
En prensa:
A los que fueron pájaros. Buenos Aires, Ediciones del Dock, 2008.

Poemas en revistas y antologías:

• En el Diario Crónica de la ciudad de Miramar, en los años 1986 y 1987.

• En la Antología de Poesía Joven Argentina, es el año 1987.

• En la revista Abralapalabra poesía, en el año 1992.

• En Crónicas del Dock, 1989-1999, antología poética publicada por Ediciones del Dock
en ocasión de cumplirse los diez años de vida de dicha editorial de poesía. Año 2000.
Otros autores incluidos: Joaquin Giannuzzi, Leónidas Lamborghini

Actividad laboral :

· Coordinación de Talleres Literarios (poesía y narrativa) en forma privada, así como asesoramiento individual a escritores noveles. Desde 1992 y continúa.

· Coordinación de Taller Literario en el Club Gimnasia y Esgrima, en el año 1997.

· Coordinación del Café Literario “La Salita” en el año 2002.

· Coordinación de Talleres en “La Casa de la Cultura del Abasto”, en los años 2001 y 2002.


Tiene inéditos 11 libros de poemas


Poética:

Escribo poesía desde que tenía once años de edad. Empecé a escribir como intento de nombrar lo que para mí era inexplicable: el mundo. Durante el primer tiempo (el primer año) escribo a escondidas porque siento que mi poesía puede ser ultrajada por el mundo que me rodea. A los doce años de edad viajo a la ciudad de Miraqmar donde comparto la vida (un año) con mis tías y con mi abuela. Una de mis tías me entrega un libro de actas para que en él escriba mis poemas. La escritura se convierte así (para el uo niño) en un acto aceptado públicamente. Esto dura un año, cuando tengo 13 años mi poesía "debe" volver a ser escondida para sobrevivir.
Mi poesía trata de nombrar lo intangible.Lo que está y lo que está más allá de lo que vemos.
La luz y los colores tienen mucha presencia en mis poemas, veo la palabra como imagen que transmite otras imágenes. Imágenes que se superponen una sobre otra armando un micro Universo, donde las sensaciones se abren permanentemente como un nuevo abanico.


La mera conversión de la palabra como un gesto:

la mera conversión de la palabra como un gesto
(es en la escucha) decir el tacto ajeno de los cuerpos
es la pregunta por la piel al doble mismo de la piel-
la otra armonía/ la sucesión de caras del espejo
caras crispadas de ser (como fluyendo) una a la otra
en conversión que anida el doble en lo extraviado
nunca el doble (es lo verbal)
representando sombras
a lo lejos


como en calcos los cuencos revertidos de los cuerpos
ayuntados desde el ángulo frontal del pensamiento
como en calcos la bahía por los bordes torneada de las aguas
entre cortezas rotas desasidas de montañas invertidas
en el suelo (el cuerpo cuece arenas como el ave
en la templanza de materia liviana es en la nube
del recuerdo –el padre vuelto al hombre pero no
imbuido de su doble tiernamente el hombre
no es el padre-)


de imagen sobre imagen en el revés del hombre
en la desembocadura próxima a mi cuerpo
(ya no el tacto es la distancia en el esquema
de caricia o lo frondoso de los sexos desviados
de sí mismos en la desdobladura antigua
del deseo) –no vendrá- la voz haciendo
un vuelco al soliloquio (no vendrá)
tornando el quicio en la templanza
del recuerdo


la mano desbordada del espejo
(la sucesión de mano en el espejo
móvil que no muestra: ve el páramo
insoluto del silencio- graznidos en la
tarde en la que el cisne ha muerto
y es el colapso de las aves en el círculo
del cielo –circuito desmembrado de las alas
al doble de las alas en el cielo) es la fusión
de las dos manos en el ciclo temporal
del pensamiento


el agua cae levemente por las cosas
tumultos en la zona de belleza de entre
los musgos mismos en el agua (no el pez
se habla del ave todavía) en la tiritación
del cielo sin las aves en el trasluz
del agua que cae por las grutas en la zona
antigua de las manos y él no está
(haciendo blanco en el silencio) como entonces

2 Comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Me ha gustado la fuerza misteriosa de este poema, ese ritmo que lo envuelve todo y que a pesar de la primera mirada confusa, acaba por ser nítida expresión del mundo.
Lo dice ella en el texto que antecede al poema: "Mi poesía trata de nombrar lo intangible.Lo que está y lo que está más allá de lo que vemos".
Este poema es una buena prueba de ello.

Gracias al equip de La Náusea por traernos a esta gran poeta.

Jorge Ampuero dijo...

Una poética interesante.

Saludos...