PENSAR TEMAS COMPLEJOS CON LENGUAJE SENCILLO, por Anna Rossell.

viernes, marzo 14, 2014

Anna Rossell (Mataró, Barcelona, 1951), doctorada en Filología Alemana. Profesora de literatura alemana en el Departamento de Filología Inglesa y Germanística de la Universidad Autónoma de Barcelona hasta diciembre 2009. Desde 1978 se ha dedicado a la enseñanza de la lengua y la literatura alemanas, así como a la traducción literaria del alemán al español, a la crítica y a la investigación literarias, sobre todo en Barcelona, Bonn y Berlín. Durante los años 2002 y 2003, y a la gestión cultural. Miembro del comité organizador de los encuentros literarios bianuales entre continentes (Asociación Cultural TRANSLIT). Esta edición, Translit’03-Mercat d’històries, celebrada en el CCCB (Centre de Cultura Contemporània de Barcelona) en diciembre del 2003, se dedicó a la literatura subsahariana y caribeña. Colabora asiduamente como crítica literaria y articulista en Quimera. Revista de Literatura, Culturas (La Vanguardia), Contemporary Literary Horizonts, Bocadesapo. Revista de arte, literatura y pensamiento, Revista de Filología Alemana, entre otras. En el año 2001, finalista del Premio de Poesía Goleta y Bergantí con el poemario La veu per companya, en 2010 finalista del I Concurso de Microrrelatos Lorenzo Silva. Entre sus obras no académicas se encuentran los libros de viajes Mi viaje a Togo (Montflorit, 2006), el poemario La ferida en la paraula, (Montflorit, 2010), Viaje al país de la tierra roja (inédito), Microrrelatos eróticos (obra colectiva (Ediciones de la Universidad de Salamanca, 2006) y la novela Aquellos años grises de próxima publicación, así como el poemario Quadern malià / Cuaderno de Malí. Ha publicado microrrelatos en La Lluna en un Cove (nº 27), 2011 y en la antología Vilapoética (2011). Algunos de sus poemas han sido incluidos en trípticos (-No, no! crida la meva veu- en El Laberinto de Ariadna. Pliego de Poesía, Nº 21, 2010) o en revistas culturales (-Vida de mort-, en El Clavell. Revista de Cultura, Premià de Mar, nº 1,  1997) y otros en Contemporary Literary Horizonts y en la antología Grito de mujer (Primer Festival Internacional de Poesía), de próxima aparición, así como en diversos blogs literarios.





PENSAR TEMAS COMPLEJOS CON LENGUAJE SENCILLO

Teresa Forcades - Angela Volpini,
Una nueva imagen de Dios y del ser humano
Conversación moderada por Laia de Ahumada
Publicaciones de la Abadía de Montserrat, 75 págs.



No es fácil abordar temas filosóficos o teológicos con sencillez. Sin embargo este pequeño milagro la consiguen las dos conversadoras Ángela Volpini y Teresa Forcades, que, conducidas por la voz moderadora de Laia Ahumada, se proponen facilitar "un pensamiento nuevo capaz de dar respuesta al momento en que vivimos, [...] de hacernos avanzar [...] hacia una nueva humanidad ". Esta es una declaración de intenciones ambiciosa y nada fácil, conseguida en este libro que, de una manera comprensible y sencilla se plantea temas tan universales, complejos y esenciales como "La imagen de Dios", "La creación", La infinitud "," La muerte "," El sufrimiento "," El amor "," La plenitud "y" El pecado ". En un formato de tertulia, que hace la lectura amena y fluida, Forcades y Volpini reflexionan, complementándose, alrededor de estos enunciados, que componen los capítulos del libro.

Lejos de adoptar posicionamientos de rígida ortodoxia y remitirnos a doctrinas dogmáticas, Forcades y Volpini se plantean estas temáticas desde la libertad y la autenticidad de la vivencia personal y, contrariamente a lo que nos pueden sugerir sus biografías -Volpini, laica , parte de una sobrecogedora experiencia mística duradera (años 1947-1956), Forcades, doctora en salud pública, teóloga y monja benedictina- las dos mujeres son extraordinariamente emprendedoras y activistas febriles. Las dos rompen moldes. Sus convicciones provienen de la más viva experiencia interior -Volpini más intuitiva, Forcades incorporando sin dogmatismo la tradición filosófica y teológica a su discurso (Platón, San Agustín, Santo Tomás)-. Su religiosidad, sin embargo, no las lleva al inmovilismo de la contemplación, al contrario, las empuja a la acción comprometida. Su pensamiento, que en las diversas vertientes de la reflexión reposa en la imagen del Dios benevolente del Nuevo Testamento, rezuma un optimismo sin límites: "Dios es un enamorado de la humanidad, del ser humano". Por vías personales diferentes, Forcades y Volpini confluyen en los ejes fundamentales en torno a los que gira su percepción de Dios, una percepción que las impulsa de manera también similar a relacionarse con los / las demás: Dios como fuente de amor, de libertad y de felicidad del ser humano. El discurso teológico de las dos conversadoras es radical y ecuménico; aunque, sobre todo Forcades, saca a colación hitos de la tradición filosófica occidental y de la teología católica, sus reflexiones nunca constriñen, por el contrario, son acogedoras de cualquier concreción religiosa y fomentan el diálogo interreligioso: "Él me ama como soy y me deja ser quien soy. [...] El amor verdadero no es sólo estimación, sino reconocer que el otro es el otro, diferente de mí, valorar le esta diferencia y darle la libertad de ser quien quiere ser. [...] Comprender que en la diversidad se encuentra la riqueza de amar "(Volpini), o bien esta transgresora sentencia:" [...] sabes que Dios te ama, radicalmente, tal como eres, hagas lo que hagas, sin tener que inscribirte en ninguna parte, ni pagar diezmos, ni dejarte controlar por ninguna estructura eclesial "(Forcades). Precisamente por este carácter abierto y generoso este libro tiene que gustar a un amplio abanico de lectores, tanto a creyentes -del credo que sea- como a no creyentes -por el carácter universal y profundo de muchos de los temas que aborda-. Este libro no dejará indiferente a nadie, porque enriquece impulsando a desarrollar más allá el pensamiento propio, porque rompe con una teología obsoleta, pero muy vigente todavía, propagadora del miedo y el sufrimiento como camino para llegar a Dios y la subvierte: "[ ...] el dolor no es redentor -ni como expiación ni como salvación-"(Forcades)," Dios quiere la felicidad, no el sufrimiento "(Volpini) y nos acerca a pensamientos mucho más universales, que nos hermanan con filosofías tradicionalmente consideradas lejanas y ajenas, como cuando Forcades dice, preguntada sobre la muerte: "La transformación forma parte de la vida en el espacio y en el tiempo, [...]. Hay una dinámica de muerte y resurrección que está en el núcleo de lo que significa existir en el mundo tal y como lo conocemos. Morimos y volvemos a nacer constantemente, [...] ".

© Anna Rossell

0 Comentarios: