CRÍTICA LITERARIA - DUETOS: "Cercanías" y "El Taxiddermista", por Beatriz Pérez Sánchez

viernes, enero 13, 2017

Beatriz Pérez Sánchez
(Barcelona, 1974) colabora con esta revista desde octubre de 2007. Es Licenciada en Pedagogía y Diplomada en Educación Social por la Universidad de Barcelona. Combina su labor profesional en Servicios Sociales con la creación y la formación en técnicas como la danza contemporánea, las artes escénicas o la poesía. En 2009 fue finalista del Premio de Poesía Concursalia “Luis Cernuda” de Barcelona. Ha publicado el poemario "De perfiles, vértices, pñlanetas, cuerpos, árboles y escenarios y Numb, la espera sostenida"2016.





CRÍTICA LITERARIA - DUETOS: "Cercanías" y "El Taxiddermista"


CERCANÍAS
Jorge García Torrego
Editorial: Baile del Sol
Año: 2016


    “Que alguien me saque todos estos libros de la cabeza, no aguanto más sus gritos”.


    Cercanías: el nuevo poemario de Jorge García Torrego


Puedes atravesar la vida superficialmente desmarcándote de lo que ocurre a tu alrededor, pero también puedes estudiar Periodismo, una de las primeras decisiones importantes que tomó Jorge García Torrego, y denunciar las injusticias bellamente mediante la poesía. En Cercanías este mundo se nos muestra irreverente, sórdido y repleto de causas por las que todavía creer y luchar. De manera totalmente elegante y singular este poeta nos transmite su angustia con respecto a la devastación simbólica y real de nuestro entorno más lejano y cercano: el capitalismo salvaje, España y su historia, el movimiento 15M, la explotación laboral, las circunstancias de las generaciones jóvenes, las frustraciones de la clase trabajadora o la angustia sobre un futuro incierto son algunos de los temas que García Torrego trata en su poemario.

    “La jerarquía apunta a tu cuello improductivo,
    tu cuello sin civilizar,
    amor bajo la mesa de los lunes,
    buscar animales nuevos en los huecos verdes del calendario…”


¿Poesía como denuncia? Sin contemplaciones, sí. Como decía al principio, el periodismo y querer cambiar aquello que daña han marcado a García Torrego. Su imaginario está inundado de desasosiego y melancolía con tal belleza que duele menos. Se ha salvado de ser irreverente, inocuo, vacío, populista y radical. Y eso es de agradecer porque el trasfondo de las cuestiones que trata hacía que corriera un riesgo importante de colocarse en un lugar burdo, hipócrita y agresivo. Al contrario, sus versos te acercan a llorar a las madres separadas de sus hijos que acuden al locutorio semanalmente o querer sentarte a tomar una cerveza con aquellos que necesitan evadirse de la cruda realidad de la esclavitud. En Cercanías te dolerán los niños de futuro incierto y los pensionistas tristes. Aun así, la sensibilidad con la que se presentan las crueldades llega con tal sinceridad que son un revulsivo para la conciencia individual del lector.


    “En tu isla hay grutas submarinas que llevan tu nombre y donde gotea el sudor del chico que fui antes de conocerte”.


Porque Cercanías está estructurado en seis partes y si bien la aproximación al otro para considerarlo y hacerlo existir es una constante, tres de ellas están dedicadas al amor. Y nuevamente hay que agradecer a este poeta que sus palabras mezclen acercamientos ligados a su intimidad separándolo de la cuestión colectiva. Esas palabras que son añoradas y escritas por mujeres, García Torrego las nombra. En un momento histórico en el cual el amor ha quedado desplazado por la inmediatez y la fragilidad de los vínculos, este poeta nos recuerda la importancia de los anhelos, la pasión, el misterio, el erotismo o la gran angustia de sentirse enamorado como lugares alternativos al salvajismo en las relaciones humanas.


Puede que con este poeta llegues a odiar la mediocridad de la televisión, llorar por las miserias y la devastación local y global,  pero podrás querer a García Torrego por su honestidad cuando te recita la realidad social y por la ternura cuando ama. Cercanías te arrima al deseo de cambiar desde una mirada muy especial sobre el amor, el mundo y la vida. Cercanías te acerca, no te separa.



Jorge García Torrego

Nací en septiembre de 1986 y he vivido la mayoría de mi vida entre Miraflores de la Sierra y Torrelaguna, dos pueblos ubicados al norte de Madrid. Soy Licenciado en periodismo por la universidad San Pablo CEU de Madrid y la Universidad del Desarrollo de Santiago de Chile y tengo un máster en Investigación y formación en literatura y teatro en el contexto europeo por la UNED.

En el colegio aprendí a juntar palabras y la poesía a llenarlas de gente. Llevo veintinueve años buscando en qué hogar terminan todos mis caminos. Mi anterior libro, Ojo y ventana (2014), es un mapa del tesoro y no un libro de poemas. Uso el trabajo para sobrevivir, la poesía para vivir. Soy el minero que desaparece en el abecedario y vuelve manchado de lágrimas. De tanto escribirme en la mano se me ha metido la tinta dentro.






EL TAXIDERMISTA
Eva Gallud
Ilustraciones: Ángel Moreno
Ediciones Bancarrota
Año: 2016

EL TAXIDERMISTA: LA BELLEZA EN LOS LUGARES INDESEABLES


        “Hay tantas cosas que habéis profanado
        mis pequeñas cosas pequeñas…”


¿Conoces a Lampayé? ¿Conoces el color de sus sentimientos? ¿Y el color del alma de los animales muertos? ¿Te gustaría sumergirte en una aventura donde patas y plumas te lleven al lado más onírico de la poesía?

Recitado con una voz muy cercana y cálida, como si la poeta fuera consciente de que debe susurrarte al oído esta historia que quiere llenar de belleza el lado oscuro de la vida, así es este poemario de Gallud. Con un buen dominio del ritmo y una delicadeza incomparable te hace transitar de verso en verso sin dejar de sorprenderte con esos símbolos que normalmente descifraríamos en los sueños.

Para darle más identidad a esta obra mínima, José Ángel Moreno se ha encargado de ilustrarla. Cada poema va acompañado de un apunte en forma de matiz: un dibujo que amplía las posibilidades imaginarias del lector. Un avestruz con cabeza de jabalí, una mujer danzando con alfileres alrededor, polillas o un ciervo con el corazón marcado te acompañan en este viaje poético.


        siente como se diluye pero
        antes de desaparecer decide
        estallar como una nebulosa
        y arrasarlo todo


Pero, ¿Qué es El Taxidermista? ¿Un cuento para adultos? ¿Una pesadilla transformada en poemario?

En realidad lo único claro acerca de El Taxidermista es que es una descarada provocación y un acierto arriesgado. Me gustaría usar menos los interrogantes en este comentario, pero después de reflexionar acerca de cómo explicar esta obra, debo decir que es inexplicable. La absoluta ausencia de comas, mayúsculas o cualquier signo de puntuación se alienan a las ilustraciones para darle una libertad estética que funciona en cuanto al conjunto. Gallud demuestra con creces que menos es más y, en poesía, ese proceso de depuración requiere de una labor y un análisis que no todos los poetas son capaces de realizar. 


        ayer decías
        con tus dedos manchados de grasa
        goteando sobre la falda
        te quiero te quiero mucho
        no puedo vivir sin ti
        y a la vez escupías pequeños granos de arroz
        que se arrastraban sobre la mesa…


Sorprendente, amable, crudo, extraño, repleto de luces y sombras, doloroso, pero tierno. Esto es El Taxidermista: una la firme postura en cuanto a querer transmitir belleza allí donde parecería que no la hubiera. Y con esa distancia exacta y un espacio mínimo para contarlo, lo consigue.


Eva Gallud nació en Madrid en 1973. Es licenciada en Filología Inglesa y se dedica profesionalmente a la traducción. Co-editora de la revista literaria trilingüe Triadae Magazine. Entre las obras de poetas que ha traducido se encuentran Siegfried Sassoon y Amy Lowell, entre otros escritores como Polly Adler.


Publicaciones:

Moléstenme solo para darme de comer. Madrid, LVR Ediciones, 2011.
Ningún mapa es seguro. Sevilla, Palimpsesto 2.0, 2014.
Ave. Madrid, plaquette, 2015.






0 Comentarios: