El cinismo en la voz poética de José Carlos Martínez

viernes, mayo 18, 2018

José Carlos Martínez, nacido en San Sebastián en 1978. En constante fuga de la neurastenia que provoca el humo cuando se mezcla con hormigón y sudor, lleva los últimos diez años viviendo en un pequeño pueblo tras otro.

Como investigador, está especializado en Literatura española del siglo XVIII y pensamiento utópico.

Además, en 2015 publicó su primer poemario ilustrado Hipermetropías (Ed. Círculo rojo) y en 2016 ve la luz su segunda obra Factoría Silencio (E. Leibros), lo que se une a la edición desde 2007 de artículos, poemas, microcuentos y colaboraciones con revistas literarias, tales como Sorbo de Letras, Letras de Parnaso, Ciudad de letras, Entrelíneas y otras, blogs y antologías, El papel del tiempo, Turdus Merula, Nubes derramadas o Alma de poeta, entre otras.
Consigue no sin esfuerzo mantenerse alejado de las redes sociales y sus versos que destilan cinismo y crudeza están pensados para ser degustados en directo.


EL CINISMO EN LA VOZ POÉTICA DE JOSÉ CARLOS MARTÍNEZ


BREVE TRATADO DE ESTADÍSTICA EN FA MENOR
 
La muerte o tal vez
la gloria
me espera al otro lado
de esta telaraña de ruido
disuelto en sangre agria.

He crecido revolcándome
en fango fétido
licuado en las raíces
que rezuman las fosas comunes.

Las liendres y las balas
me enseñaron a hablar
y a mantener el equilibrio.

Mi horizonte son renglones
de humo hincados en ruina.

Nacer fue mentira.


MILITANCIA PASIVA

Imagina que el sol ha sido asesinado
mientras deambulaba por los matices
de la escarcha.
¿Qué hay de nuevo, viejo?
Imagina que todo ha sido planeado
al detalle.
Un puñado de cirujanos plásticos
se han encargado de extirpar
la fiebre.
El crimen nunca paga.
Las deudas de sangre son devoradas
por escualos birriosos que sobreviven
como dulces bestias de compañía.
Imagina tu lengua cercenada
de cuajo
por el viento
y que nada ocurra por azar.
Entre la grama han brotado
9000 kilos de acero y púas
para que nadie entre
para que nadie salga.
Imagina que se secan el mar
y las lágrimas.
Sodoma desierta en venta.


VÍNCULO

En el presente contrato
de convivencia
que hoy acordamos,
el abajo firmante

SOLICITA

que una vez al mes al menos
discutamos
sobre quien friega los platos.

Porque ansío
los polvos infames, furiosos, enrevesados,
con que saldamos
nuestras querellas.

                 FDO. 
                    Jc


ESCOMBROS

Antes de danzar al son de la última luna llena
nos bañaremos en un océano de carcajadas.
Después de apagarse los rescoldos de nuestros labios
y de secarse el pozo de nuestros ojos,
tan sólo sobrevivirán algún que otro fulgor remoto,
unas cuántas pisadas indómitas envueltas en ámbar
y un puñado de rostros mudos
a los que no consigo poner nombre.
Al final, apenas perdurarán nuestros tímpanos
quebrados por el silencio a ambos lados del abismo,
presos de una osamenta de piel caduca
que tiembla de miedo
acurrucada entre las brechas abiertas por el tiempo.


DERROTA 2

Cualquier martes de madrugada
mis versos hechos pedazos
ahogarán el contenedor azul
de un callejón sin salida.
Misantropía
que se reforma y se torna
un rollo de papel de doble capa
con que limpiarán sus miserias
en el váter del último bar
abierto
del planeta
un puñado de mocosas.
La vida sigue
                 igual.


0 Comentarios: