DONNIE DARKO

lunes, abril 10, 2006

Enormes orejas sobre la deforme cabeza de un imposible lepórido, esperan a Donnie al culminar la escalera que lleva a su descanso.

Donnie Darko es entre otras cosas un arquetipo de nuestro propio conocimiento.
El film se encarama por los lares de un viaje sin retorno. Una iniciación al lado más oscuro del ser humano, en ese estado de trance adolescente en el que el mundo se antoja completamente incomprensible.
¿Puede el espíritu de Linch verterse en el contexto estético de films ajenos a él mismo?, Sin duda en el caso de Donnie Darko, la rotunda respuesta es afirmativa. ¿Quién quiere una sinopsis que haga justicia al exótico film?, mejor un viaje onírico evitando todo aquello que puede arruinar las sorpresas que guarda la película. No se debe ni se puede desentrañar un pesadillesco atractivo argumento, que se observa y se repite en el centro mismo del alma, no en nuestros ojos, no en nuestro cerebro. Este experimento cinematográfico, hay que verlo con el espíritu, hay que dejarse llevar, arrastrar, enloquecer sin juicios.
Donnie Darko es un joven afligido por ciertos desórdenes emocionales, un ser perturbado, como nos confiesa él mismo en un momento del oscuro film. Su familia vacila entre normalidad y feroz disfunción, aunque esta aparece más por su obsceno comportamiento a lo "american dream" que no por sus rarezas, que terminan siendo particularidades, que aunque no son comunes en films de universitarios y adolescentes, si lo son en el mundo real. Y ahí radica una de las originalidades de la película, las rarezas son en realidad lo que nos es común en la vida real, y lo que el film nos presenta como "normal" o como reconocible y familiar, es el comportamiento de un individuo esquizoide con trastornos paranoicos.
No parece importar el escenario ochentero y el contexto adolescente, es un viaje iniciático guiado por un chaman que a su vez es también guiado por su tótem, un conejo gigante que le transmite mensajes apocalípticos y terribles.
Si, sin duda Donnie Darko es un chaman, un loco, un perturbado con una deliciosa inteligencia y un sentido del humor que ralla el sadismo.
El inicio del film, augura ese viaje onírico con un repaso al barrio de Donnie, su madre leyendo, su hermana saltando en una inquietante cama elástica, queriendo despegar de ese entorno insoportable de ambiente endulzado y indudablemente americano. Esa escena, la de la hermana saltando, está rodada al revés, esos saltos son preciosos, sublimes, y introducen sabiamente al espectador, en un mundo absolutamente morphéico.
A pesar de que los pósteres y anuncios proclaman la participación de reconocidos actores (como Drew Barrymore y Patrick Swayze), sus papeles son cortos (pero significativos)... sin embargo son testimonio de que el guión es tan bueno que ha atraído a este tipo de talento, interesado más en la calidad del material que en el beneficio económico.
Jake Gyllenhaal podría haber limitado su interpretación a la de un miserable e inconformista joven, de esos que se te antojan insoportables y anodinos. Lejos de eso, Gyllenhaal nos ofrece la visión de la distorsión misma del joven americano. Perturbado, enfermo, culto, sutil, místico, odiando a su familia, tolerando el entorno, del que quizás escape agarrado a las enormes orejas de su "amigo" Franck. El conejo. ¿Alguien piensa en Alícia en el país de las maravillas?
Donnie Darko es una auténtica revelación, el director James Richard Kelly agrega a su film, un componente de preciosos resultados. Conduce a los interpretes, hasta una actuación de incontables detalles llenos de significado que expresan más acerca de los personajes que los precisos y quirúrgicos diálogos.
La película y su completa ejecución, desde la ambientación y diseño hasta las actuaciones y efectos especiales, contribuyen a formar una experiencia única de negrísimo humor y perturbadora crudeza; poética visión de la mente humana, que solo parece tener interés en su lado menos amable y estremecedor.
Recomendada, especialmente para conocedores del cine psicotrópico de culto.

4 Comentarios:

Enrique Magaña Cruz dijo...

Es sin duda una de las pelícuas mas desconcertantes de la última década, y no lo digo por el plot-line, que obviamente fue inspirado por La Última Tentación de Cristo. Lo verdaderamente impactante es el manejo de los simbolismos, y la forma en que construye su crítica al "american way of life". En efecto, parece obra de David Lynch.

LA NAUSEA dijo...

Muchísimas gracias por su sabio apunte sobre La Última Tentación de Cristo, otro gran viaje iniciàtico en forma de film.

Anónimo dijo...

en realidad Donnie no es sino el final de un bucle que no ha parado de repetirse una y otra vez dentro de la propia historia, para estas cosas hay que indagar sobre los viajes en el tiempo y ciertas paradojas, no doy mas detalles por no desvelar ningun aspecto importante de la peli, pero es una gran película la cual merece estar en la pequeña filmoteca de cada uno. Frank ayuda a intuir las cosas a Donnie, manipulándolo, porque Donnie ya ha vivido esa situación. También quería darte la enhorabuena "la nausea", por tu crítica y tu vocabulario. Un saludo

LA NAUSEA dijo...

Muchas gracias.
Totalmente deacuerdo con su matiz sobre el film.
Podemos hablar de que Frank se manifiesta desde el inconsciente de Donnie? o bién del inconsciente colectivo?
El tiempo, la realidad, física cuantica, C.G. Jung ...
Saludos!