Breve aproximación a Luigi Maráez, por Marián Raméntol

viernes, febrero 05, 2010

Marian Raméntol Serratosa (Barcelona, 1966). Ha publicado cinco libros de poesía y su obra ha sido incluida en cuatro antologías, también ha publicado en revistas tales como el Algarrobo, Alaire, Agora, Taller de arte Gramático o Giroscopio.

Galardonada con el Primer Premio del VIII certamen de poesía Internacional "LEONOR DE CÓRDOBA" de la ASOCIACIÓN CULTURAL ANDRÓMINA, con el poemario "No hubo apenas mar en el desnudo abierto de tus ojos". 2009, Primer Premio del III certámen de posía Villa Ingenio 2008. Las Palmas, con la obra "Pretendo que una guerrilla de poemas ataque de improviso el ático de Dios", Premio de poesía Katharsis 2008. Accésit y mención especial con el poemario "La renuncia huele a cloroformo", Premio nacional de poesía Antero Jiménez 2006, Torredelcampo, Jaén, con la obra “Un blues no es suficiente razón para morir”
Ha formado parte de múltiples recitales y festivales de poesía y actualmente comparte su actividad creativa entre la poesía y la música, desarrolada esta última en el grupo musical O.D.I. http://www.odiritualdrone.tk http://www.myspace.com/odiritualdrone

http://marianramentol.blogspot.com



BREVE APROXIMACIÓN A LUIGI MARÁEZ.

En muchas ocasiones, la visión que se tiene de un artista consagrado suele asemejarse a la de un ser estratosférico, tocado por los dioses, que se encuentra a años luz de cualquier función, habilidad o capacidad común al resto de los mortales.

Luego resulta, que si por una de aquellas casualidades de la vida, llegamos a conocer a uno de ellos, descubrimos que son personas, con las mismas necesidades (incluidas las biológicas) que cualquiera de nosotros, y es entonces cuando comprendemos que en esta vida no “somos”, sino que “hacemos”.

Luigi Maráez es uno de esos artistas pluridisciplinares que impactan al primer contacto y que dejan una huella imborrable como escultores, pintores, inventores, poetas, dramaturgos, ensayistas, músicos y sobre todo, sobre todo repito, como personas.


Luigi Maráez, escultor: Le he visto acariciando un pedazo de madera como si fuera una joya única, algo impreciso latente entre las fibras que le habla al oído, o pasando un tubo de metracrilato por encima de una imagen para observar los cambios, deformaciones o formaciones que se desprenden a su paso. El descubrimiento de una mirada nueva es lo que observo en Luigi como agente “investigador” que le lleva a dar forma los objetos más inverosímiles. Se sirve del entorno inmediato que le rodea para abastecerse de material que luego transformará y dará vida, sí vida, porque las esculturas de Maráez pueden ser cambiantes tanto en forma como en significado, y esa capacidad de transformación que encuentro sumamente interesante, las hace atemporales y universales, dotándolas de una condición mutante que les impide dejar de crecer, mirar o ser miradas de un ángulo diferente cada vez o “andar” por un espacio que nunca será el mismo que el de la semana anterior. Por supuesto me estoy refiriendo a esculturas “no públicas” ni con emplazamientos predeterminados, ya que Luigi ha realizado a lo largo de su trayectoria escultórica numerosos encargos, obra pública como el Monumento a la medicina rural. Badajoz, Monumento a los Difuntos. Almensilla. Sevilla, Monumento a los Aceituneros. Almensilla. Sevilla, Figura del apóstol San Marcos en la cúpula de la iglesia de San Pedro. Carmona Sevilla, Proyecto “LAS RUEDAS DEL AGUA”, 14 esculturas de material reciclado, de alto tonelaje. Parque del Alamillo. Sevilla. (Encargo de La Junta de Andalucía), la estatua de Bécquer que actualmente otea el Moncayo desde Trasmoz, también restauraciones (cúpula de la Iglesia de San Pedro. Carmona. Sevilla.), así como una larga lista de exposiciones tanto colectivas como individuales.



Monumento a la medicina rural. Badajoz


Homenaje a Bécquer.Parque el Alamillo. Sevilla


Escultura de Bécquer. Trasmoz.


Luigi Maráez, músico: He tenido el privilegio de oírle en directo en el pasado Festival de Poesía del Moncayo celebrado los días 21,27 y 28 de Agosto de 2009, la sensibilidad y textura de su voz es de aquellas que calan en la piel, la horadan y la traspasan para erizarnos sin contemplaciones. Una guitarra casi vertical, retando a sus dedos deslizándose por el mástil es una imagen que bien podría ser merecedora de ser inmortalizada en bronce.

Luigi ha ejercido como profesor de guitarra clásica en el Área de Cultura de la Junta de Andalucía, actividad a la que renuncia para dedicarse a la música de autor, musicando tanto sus propios textos como los de otros autores, entre los que cabría destacar a Lope de Vega, Quevedo, Juan Ramón Jiménez, Lorca...haciendo especial mención a la obra de Gustavo Adolfo Bécquer, del que ha musicado la practica totalidad de sus rimas, realizando un amplio recorrido de conciertos, en lo que podríamos denominar cómo” geografía Becqueriana": Ciclo La Sevilla Romántica ( Glorieta de Bécquer, parque de Maria Luisa) Universidad de Sevilla. " Recuerdo sentimental de G.A. Bécquer " ( Ateneo de Sevilla ), Evocación a Bécquer ( Venta de los Gatos) Sevilla. Ciclo Temas Sevillanos (Reales Alcázares de Sevilla, Salón Almirante), Concierto en el Convento de Santa Inés, Concierto en el Panteón de Sevillanos Ilustres... Así como en tierras del Moncayo: Iª y IIª Feria del Cister, (Monasterio de Veruela), o Centro de Estudios Turiasionense. Tarazona. (Zaragoza), siendo seleccionado con el espectáculo " Bécquer, Música, Rimas y Leyendas", para formar parte de las Campañas Culturales que organizan conjuntamente las Diputaciones Provinciales de Huesca, Teruel y Zaragoza.

Ha compartido escenario, con artistas de tan reconocido prestigio como Paco Ibáñez o Pablo Guerrero ( III Encuentro Nacional de Poesía Ciudad de Puerto Llano) Ciudad Real. Recibiendo el premio Giraldillo de Honor del Excelentísimo Ateneo de Sevilla.

Puedo imaginarlo fácilmente como profesor puesto que Luigi defiende que “los niños son nuestros verdaderos maestros, su mirada no contaminada es capaz de retener la verdadera naturaleza de las cosas, su sencillez primera”. En la velada que pasamos en su casa, en compañía del poeta malagueño Agustín Porras, y Rafael Luna Gómez, Luigi confesó que si tuviera que elegir una etapa de su vida donde quedarse eternamente lo haría en aquella “en la que se es niño”, y Rafael Luna, amigo de Maráez y admirador ferviente de su obra añadió, “Luigi ES un niño”.


Luigi Maráez, dramaturgo: En teatro cuenta en su haber con tres obras escritas y estrenadas, realizando a su vez tanto las estenografías como la dirección.

Seleccionado en el " V Festival de Otoño" con la obra " El último Sueño", basada en la vida y obra de Edgar Allan Poe. Sala Margarita Xirgu. Teatro Maria Guerrero . Madrid. representada también en Sevilla, dentro del ciclo " Teatro en la Universidad”.
" Fantasía para un sueño", obra de encargo, basada en una adaptación libre sobre la vida y muerte de Hernán Cortés. Estrenada en el Palacio del mismo nombre en Castilleja de la Cuesta. Sevilla. "Los Federíco" obra basada en acontecimientos y textos de Federíco García Lorca. Estrenada en el teatro de los Barrios. Cádiz.

En cuanto a la realización de las escenografías de sus propias obras, puedo dar fe de que en el salón de su casa en Trasmoz, Luigi conserva en la pared del fondo, uno de los escenarios, que siguiendo con su tendencia “transformadora” de la realidad que le rodea y ese afán por seguir dando vida a toda expresión artística, ahora se ha convertido en armario empotrado y preside cualquier encuentro o velada, haciendo que el visitante tome una copita de vino dentro de un cuento vivo, formando parte intrínseca del mismo.

Luigi Marárez, poeta: Autor de poesía desde sus mas tempranos años, es por definición y concepto, lo "poético", el hilo conductor de todo su quehacer creativo. Así por ejemplo: Poesía visual, Interacciones entre la música y la plástica (Poema en mi menor) o la serie "Memoria de los Objetos", presentada como un corto en Canal Sur Televisión, son claros exponentes de esta manifiesta intencionalidad poética.

Seleccionado para el proyecto "Poetas en el Aula" (Junta de Andalucía), forma parte de un selecto y reducido grupo ( 32 poetas andaluces) en donde publica el libro " Adivinanzas, Poesía", así como coordina y dirige la revista "Aljibe", formando asiduamente parte como poeta y cantautor de las veladas poéticas "Las veladillas del Alamillo celebradas anualmente en el Parque del Alamillo (Sevilla).

Galardonado en el III certámen de Poesía de Miedo 2009, convocado por Olifante-Edidiones de Poesía con el poema El Coleccionista, publicado en la colección Papeles del Trasmoz

Recuperación del cuento de la tradición oral, y una serie de poemarios tales como el libro "Acordes menores", "PhoeMatrix" o " Quince anónimas Rimas para un anónimo Bécquer", son trabajos en los que se halla inmerso.

Para Luigi, el arte es poesía y la poesía es arte, no hay distinción porque la concepción de la belleza es libre, sin contaminantes. A Maráez no le gustan las etiquetas ni los corsés, para él todo es un círculo interrelacionado con cientos de interjecciones que nos ponen en contacto con el mundo.



A modo de ilustración de cuanto ha sido expuesto anteriormente, dejo aquí un par de vídeos recopilados de la red, donde por supuesto podéis encontrar muchos otros, de sumo interés para todo aquel que quiera aproximarse a este gran artista y a esta gran persona.

Así será la estatua de Bécquer



Memoria de los Objetos



Las ruedas del Agua



Fuentes consultadas:
http://www.olifante.com/
http://www.becqueryelmoncayo.es/luigi.html
http://www.parussia.exactpages.com/antes2.htm



Marián Raméntol Serratosa.

9 Comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Gracias por traernos a este artista polifacético que encarna en sí, por lo que veo, el espíritu más hondo de los verdaderos artistas del Renacimiento, aquellos que se afanaban en experimentar en más de una faceta.
¡Cuánta falta nos hacen semejantes seres humanos en este mundo en el que la especialización nos conduce a cierto elitismo, cierto hermetismo y cierta deshumanización!

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Su obra (en cualquier faceta) es muy interesante, pero me quedo con el espíritu de su homenaje a la infancia, el tiempo perdido y jamás recuperable, y lo que ello supone. Los ojos interiores de Luigi miran con toda la sinceridad de que es capaz un ser humano: “Los niños son nuestros verdaderos maestros, su mirada no contaminada es capaz de retener la verdadera naturaleza de las cosas, su sencillez primera”.
Gracias, Marian, por habernos presentado tan bien a Luigi.

José Antonio dijo...

De breve nada, ha sido una auténtica antología, que he saboreado de arriba a abajo.Qué cierto es esto:"..Para Luigi, el arte es poesía y la poesía es arte, no hay distinción..."
Realmente es un artista de la tierra, sin buscar medallas que pesan, que busca el arte en cualquier escombro.
Me atrevería a definirlo como poeta de las manos.
El último video de "Las ruedas del agua", muy intereante.
Gracias por compartirlo.

Jesús Ávila Zapién dijo...

Un acercamiento íntimo y a la vez reconfortante hacia la obra de un creador: Luigi escultor, Luigi poeta, Luigi músico, Luigi Luigi. Personaje y niño, como lo anticipa Marian con ese develar poético que transmuta la imagen, disolviendo la realidad que nos acerca con descorrernos el velo del instante. Luigi genio y dador de sensaciones que son forma en sus manos. Esculturas en que se refleja lo que de humano tiene, para parecernos conocido de siempre, cual modesto inquilino, cercano y esencial, como su obra.

Jesús Ávila Zapién

María Eleonor dijo...

No lo conocía, ya soy un poco más conocedora gracias a tu blog, te lo agradezco mucho.

Los sigo siempre

Angel Guinda dijo...

Luigi Maráez o la caja del asombro.Único, amigo y admirado por mí.

Angel Guinda dijo...

Mi admirado Luigi Maráez o la caja del asombro. No dejará de sorprendernos.

David · Panda de Tolos dijo...

Muy buen artículo Marian.
Luigi Maráez es un ejemplo a seguir, a todos los niveles.
Destaco sobre todo como tú dices su humildad, y a nivel artístico su voz tan personalísima en Phoematrix y su faceta como músico: hace unos meses tocó en una presentación de un libro, en un abarrotado Salón del Palacio de Sástago de Zaragoza, y justo al terminar y salir a la calle, se puso a tocar y cantar con un grupo de niños que estaban sentados en las escaleras, como uno más de ellos. Inolvidable.
Lo dicho, una persona única y que deja huella.

Reillo dijo...

Yo que tuve la suerte de conocerle, de compartir con él inspirados momentos, puedo decir como artista que es "un Leonardo Da Vinci" de este siglo.