El espacio del traductor. MÁS DE UN SIGLO DE POESÍA ITALIANA (XII), selección y traducción de Carlos Vitale.

viernes, diciembre 06, 2013

Foto de Ana Portnoy
Carlos Vitale nació en Buenos Aires en 1953. Es Licenciado en Filología hispánica y Filología italiana. Entre otros libros, ha publicado Unidad de lugar (Editorial Candaya, Barcelona, 2004), Fuera de casa (Emboscall Editorial, Vic, 2004) y Descortesía del suicida (Editorial Candaya, Barcelona, 2008). Asimismo ha traducido numerosos libros de poetas italianos y catalanes: Dino Campana (Premio de Traducción “Ultimo Novecento”, 1986), Eugenio Montale (Premio de Traducción “Ángel Crespo”, 2006), Giuseppe Ungaretti, Gerardo Vacana, Sergio Corazzini (Premio de Traducción del Ministerio Italiano de Relaciones Exteriores, 2003), Amerigo Iannacone, Umberto Saba (Premio de Traducción “Val di Comino”, 2004), Giuseppe Napolitano, Sandro Penna, Emilio Paolo Taormina, Antoni Clapés, Joan Brossa, Josep-Ramon Bach, etc. Ha participado en festivales, lecturas y encuentros de poesía en Argentina, España, Venezuela, Armenia, Italia, Suiza, Rumania, Estonia, Grecia y Francia. Sus textos han sido traducidos al inglés, francés, alemán, italiano, armenio, estonio, griego, rumano, portugués, esperanto, maltés y catalán. Reside en Barcelona desde 1981.



IDA DI IANNI
fotografía extraída de Eldigoras.com
 
Ida Di Ianni nació en 1964 en Cerro al Volturno (Isernia).
Entre otros libros, ha publicado: Impronte d'inverno, Dissonanze e Intangibili blu.


MI VOZ

Débil.
No roza los pétalos de rosa
que revolotean en la agitación del cielo.
En la íntima morada
codifica sola
las perennes alquimias
de una confusa felicidad.


LA MIA VOCE

Fievole.
Non sfiora i petali di rosa
che volteggiano nel brulichio del cielo.
Nell'intima dimora
codifica sola
le perenni alchimie
di una confusa felicità.



IRENE VALLONE  
fotografía cedida por el autor
 
Irene Vallone nació en Zurich (Suiza) en 1968 y reside en Formia.
Ha publicado: Attraverso.


LOS VIEJOS

Viejos cansados ateridos
petrificados por el último pensamiento,
en el apogeo del miedo

Mirada perdida en el valle
sobre la pared de enfrente
sobre el contorno... de la ventana

Bastaría una señal,
una sonrisa para aliviar
la vastedad del mar en invierno

Sigue su curso la vida
cómo rápidos engullidos
en el océano de la nada


I VECCHI

Vecchi stanchi infreddoliti
petrificati dall'ultimo pensiero,
al culmine della paura

Sguardo perso nella valle
sul muro di fronte
sul contorno... della finestra

Bastasse un segnale,
un sorriso a lenire
la vastità del mare d'inverno

Fa il suo corso la vita
come rapide inghiottite
nell'oceano del niente