Con Voz Propia, por Jorge Colombo

viernes, junio 23, 2017


Jorge A. Colombo. Buenos Aires-Argentina.
-Autor del libro “Encuentros en la fonda Los Tres Reyes”, (teatro), Ed. Ruinas Circulares, 2010.
-Autor del libro ¿Somos la especie equivocada? Editado por Ed. EUDEBA (Buenos Aires, 2010)
-Autor del libro “La Logia de los anillos de amatista”, Editorial Nuevo Hacer, Grupo Editor Latinoamericano SRL, Buenos Aires, 2010.
-Autor del libro “Año 2206. Invasión a Buenos Aires”, Editorial Distal, Buenos Aires, 2010.
-Incluido en sitio literario digital NETWRITERS:
 www.netwriters.eu - http://www.netwriters.org/
-Incluido en Biblioteca Digital Siglo XXI:
http://sites.google.com/site/sigloxxiliteraturaypoesia/Home/poesia-y-narrativa-2/jorge-colombo
-Tercer Premio Concurso Internacional de Poesía - Concurso de poesía Heptagrama 2012.
–Premio Internacional 2012 “Limaclara” (Perú) de Notas periodísticas de Opinión, por nota en La Nación: El cerebro, inversión de alto riesgo.
-Autor de libro de poemas “De brumas, de broncas y de amores”, Ed. Ruinas Circulares, Buenos Aires, 2012.
-Autor del libro “El motín del Bicentenario” (Historias de Buenos Aires), Ed. Distal, Buenos Aires, 2012.
-Autor del libro “Bajo libertad condicionada”, ensayo, Ed. ImagoMundi, Buenos Aires, 2013.
-Incluido en Antología Toledana (España) de poesía, 2013.
-Asociado (2013) a “Poetas del Mundo”: http://poetasdelmundo.com/detalle-poetas.php?id=7997

https://sites.google.com/site/sigloxxiliteraturaypoesia/Home/poesia-y-narrativa-2/jorge-colombo
http://poetassigloveintiuno.blogspot.com.ar/2012/04/6565-jorge-colombo.html
http://www.isel.edu.ar/iseltv/programa.php?nro=156
http://www.escribirte.com.ar/autores/144/jorge-a-colombo.htm


CON VOZ PROPIA
 


DE: “LA NORIA” (Ed. Nuevo Hacer-Grupo Editor Latinoam., 2016)
Jorge A. Colombo
(<drjacolombo@yahoo.com>


POR LAS HENDIJAS DEL TIEMPO

por las hendijas del tiempo
donde se esconden al acecho
predadores, presas y poetas
ruge hoy inquietante viento
extraño
caliente
abrasador
y carro de tormentas
¿de qué pechos ignorados
de qué pulmones milenarios
parte esa suma de voces
débiles
postergadas
pequeñas
que al chocar con las fisuras del tiempo
producen pavor, temblores y tornados
espanta al predador
a las presas alerta
e inspira a los poetas?
no es nuevo el viento
su edad acumula milenios
la misma que el cobarde
el mentiroso
y el predador
hoy arrastra tempestades
desde las canteras del África natal
con sus praderas germinales
la tormenta arrastra el aliento
del pintor de Altamira
los temores de Lucy y su pareja
el grito silencioso
de los chicos de Bangladesh
la rebelión de tantos marginados
el clamor de los rebeldes
y de justos sacrificados
y el aliento final
de invadidos e invasores
que pisaron y pisan
los hoy diseminados
campos de Pangea
desde el postrer grito
del último Neandertal
¿cuánto viento hará falta
cuántas tormentas deberán pasar
por las hendijas del tiempo
-eternas y estrechashasta
que los vendavales
se tornen brisa
y héroes los poetas?

EL MURMULLO DE LAS MOSCAS

qué silencios de nubes
siembran en penumbra
el fracturado cuerpo de mi patria
qué murmullo de moscas hambrientas
merodea sus actos más heroicos
su historia de epopeyas
colectivas e individuales
quiénes abrieron
indiferentes
las jaulas de los insectos
sedientos de sedes impunes
de engaños y traiciones
qué agotador peso
posterga el paso de muchedumbres
airadas
vengadoras
acaso enterraremos las palabras sabias
las acciones terminales
las noches de insomnio
de profundas ojeras de la historia
y fertilizaremos con ellas
el paso hediento y murmurante
de las moscas?


POBREZA

inútil gesto
de un grito temprano
sin voz
solo mueca
ahogada en cosechas de miseria
ojos nuevos saturados de asombro vacío
vientres globosos
hinchados de nada
mosquerío de proximidades íntimas
patio de juegos
imaginado en un pelotero
de malolientes descartes ajenos
el aire sabe a ácido
que se acurruca
en pulmones ingenuos
la pelota
una bolsa de residuos
la muñeca
una vacía botella de espumante
cubierta de trapos
impregnados de fantasía
sin eufemismos
la pobreza corroe el cerebro
debilita los pasos
cancela futuros
deforma hasta lo inimaginable
el rostro fracturado del planeta


SOMOS NUBES DE POLVO

somos nubes de polvo
enjambres de universos pequeños
soberbios
ilusionados por rectas
donde sólo hay segmentos
yace el horizonte
condenado a diarias fracturas
quiebres
esperanzas de nuevos comienzos
que a poco de andar
se revelan efímeros
ilusorios o intransitables
por allí
libre
omnipotente
transita el polvo disfrazado de silencio
el hombre
tenaz en su esperanza
baja la testa
afirma en la tierra sus garras soberbias
y embiste como el toro
ciego
implacable
pero ingenuo
su horizonte
-taurino e hipnotizantees
un manto color fuego
y oculto espadín
tras el rojo terciopelo
la muerte
inseparable compañera del polvo
espera paciente la ciega embestida del toro
al eterno caminante
al ingenuo enamorado
la muerte
paciente
espera la brutal carrera
de un par de ojos inyectados en sangre
bajo la temible ornamenta
también al enamorado
al hipócrita, al vanidoso y al miserable
con sádica lentitud o de certero mandoble
los cubre con el mismo polvo
la misma nube
la misma tierra
el mismo cielo
el mismo olvido
es mentira que en el polvo se haga justicia
o se oiga el tañer de campanas
que proclaman del Olimpo sus bondades
o ahoguen bocanadas de eternos fuegos
que anuncian interminables tormentos
el polvo
aliado del tiempo
con eficiente esmero controla su infinito reino
no nos veremos las caras
con los innumerables abuelos
que forman los azarosos eslabones
de una cadena inesperada
que partió desde el África negra
rotunda
olvidada
ni siquiera percibiremos los alientos
de los judas
los héroes
o los filisteos
el tiempo transforma todo
en inacabables universos de silencios
mientras por encima
por sobre el polvo hecho nube
-siempre feroz e irreductibleseguirá
su embestida el toro ingenuo

ALGÚN DÍA

algún día
-se me hace de otoño o de inviernocuando
mis sonidos abandonen
las calles de mi querida Buenos Aires
y me sume a las barras trasnochadas
de degradados fantasmas
ilustres u olvidados
tomaré por sendas anteriores
lejanas
de tiempos que cayeron
sin estrépito ni gloria
escritos o imaginados
en libros acuñados por escribas oficiales de la historia
algún día
-se me hace de verano o primaveracuando
el sonido de mis pasos
abandone mi querida Buenos Aires
con amigos y desconocidos
exploraré sus otras dimensiones
saltando charcos
y besando rejas
que enmarcan mil rostros de doncellas
apenas dibujados en callejones de escasa lumbre
y murmullos olvidados
entonces
visitaré las playas antes de don Pedro
y caminaré con él más allá del Granados
compartiré con Garay
las órdenes para levantar proyectos
y los mazazos
de su noche final
y descuidada
entonces
aunque parezca extraño
volveré a caminar las calles
de mi querida Buenos Aires
calzando mi ausencia
en zapatos de ceniza y arena
acompañaré a mis abuelos
en sus pasos germinales
después de su interminable travesía
rondaré mil noches buscando la patria
junto a las sombras de tribunos
luchadores
y poetas

LA NORIA II

la pesada rueda
gira en la noria del tiempo
como el hambre gira en la boca infantil
y también la ambición
la vanidad
que mueven la rueda
mientras
los huesos crujen
las vidas crujen
bajo su ciego peso infernal

0 Comentarios: