BUENAVENTURA DURRUTI

lunes, abril 10, 2006

Nacido segundo de 8 hermanos el 14 de julio de 1896 en León, se inicia de adolescente en el camino de la lucha anarcosindicalista, al igual que su padre. Y lo hace en la UGT (unión general de trabajadores). Es miembro de la sección ferroviaria y participa en la huelga general de agosto de 1917, impulsada con la Confederación Nacional del Trabajo (CNT, anarcosindicalista) lo que otorga a dicha huelga, tintes claramente revolucionarios. Aparentemente, fue expulsado de la UGT, acusado de "radical". Se relaciona con exiliados anarquistas en Francia, huyendo de la persecución policial. Vuelve a España en enero de 1919 afiliándose a la CNT de Asturias. Tiene activa presencia en la lucha contra la agresiva patronal de las minas asturianas y cae preso por primera vez en marzo de 1919.

La burguesía impulsaba entonces una ola de asesinatos de sindicalistas y Durruti se integra a un grupo de autodefensa - Los Justicieros - que en represalia planea un golpe sensacional: atentar contra el rey Alfonso XIII que visitaría la ciudad en agosto de 1920, pero son descubiertos y deben escapar. Durruti prosigue en una labor ilegal mas arriesgada todavía por toda la península; así conoce a Francisco Ascaso, quién sería su amigo hasta los últimos días. En agosto de 1922 van a Barcelona y con gente afín fundan el grupo Crisol, que luego tomara un nombre que se hará celebre en la historia libertaria: Los Solidarios. Hasta que el general Primo de Rivera, instaura en septiembre de 1923 con pleno apoyo del rey, su régimen dictatorial.

Casi todos Los Solidarios murieron o purgaron largas condenas, mientras que Durruti y Ascaso tuvieron que refugiarse en París.

En abril de 1926 la policía los captura en y, son expulsados de Francia en julio de 1927,prosiguiendo como militantes semiclandestinos en el exterior hasta la caída de Alfonso XIII en abril de 1931. La vuelta a Barcelona es de efervescente actividad para Durruti, ahora con su compañera Emilienne embarazada de Colette, que nacerá en diciembre del 31. Se integra a la Federación Anarquista Ibérica - FAI, organización específica anarquista creada secretamente en julio de 1927 - y con militantes allegados forma el grupo Nosotros, animadores en la CNT de una tendencia radical y defensores de que el momento era para seguir avanzando. La histeria represiva cayo sobre Durruti y otros anarquistas en enero de 1932, deportándolos a Canarias y al Sahara "español". La presión popular los libero en septiembre, pero Durruti fue arrestado de inmediato por dos meses más.
Aún encarcelando a sus supuestos "lideres" (una muestra más de la ignorancia imperante en los órganos de control imperantes), las posiciones mas ofensivas crecían en el seno de la CNT y del proletariado, lo que llevo al fallido intento insurreccional anarquista de enero de 1933, tras el cual Durruti debe ocultarse hasta caer preso a fines de marzo. La derecha asumía las riendas del gobierno ante el fiasco de republicanos y socialistas, lo que ocurre tras los comicios de noviembre. En diciembre hay otra fallida tentativa de huelga general insurreccional; Durruti ya puesto en libertad y cientos de anarquistas van a los calabozos, pero una amnistiá les permite salir en mayo de 1934.
En octubre de 1934 se produce la insurrección de Asturias, fruto de las pésimas condiciones sociales y laborales a las que están sometidos los obreros, 14 días de heroica y desigual batalla de los trabajadores unidos contra el ejército, una ejército regular, es decir, reclutado entre el pueblo, para reprimir al pueblo. Quizás este tipo de atrocidades, van desencadenando la idea de que "solo el pueblo, salva al pueblo. Mientras, la represión y la conducta vacilante de la UGT dejan a los anarquistas aislados en su afán de extender la revolución. El miedo a no poder recuperar el poder, una vez otorgado al pueblo, hace retroceder a los sectores de la izquierda, menos dados a la verdadera revolución. De nuevo Durruti es encarcelado, alternando con semanas de febril militancia publica, hasta que el triunfo electoral del Frente Popular en febrero de 1936, con el crucial voto de los afiliados de la CNT, marcó otro vuelco a la situación. En medio de un explosivo clima político, se reúne en Zaragoza el IV Congreso de la CNT del 1 al 15 de mayo, donde parte esencial de los debates y el ambiente de pletórico fervor anarquista que allí se vivió fue el grupo Nosotros, entregado en esos días a prepararse junto a los trabajadores para el tremendo reto que se avecinaba. Derechas e izquierdas iban al choque inevitable, iniciado con el alzamiento militar del 19 de julio de 1936, por el General Francisco Franco entre otros. Un alzamiento contra el régimen democrático votado por el pueblo, y legalmente constituido. En ese sentido cabe resaltar la criminalidad de esos actos, su crudeza, y su impunidad histórica, que aún hoy, continua impune.
La CNT y la FAI se enfrentaron a la superioridad fascista en armas y recursos, con organización, y mucha motivación; su contribución fue decisiva ya que las milicias, representaron una verdadera pesadilla para los fascistas, que esperaban una toma relámpago de poder. Derrotaron al ejército terrorista en Cataluña, con Durruti como una de las figuras mas importantes. Francisco Ascaso muere en estas primeras refriegas de la guerra. El 24 de julio, desde una Barcelona donde el comunismo libertario empezaba a ser una realidad, Durruti partió con una columna armada a Zaragoza, ocupada por los golpistas. La milicia anarquista se organizaba escrupulosamente sin imposición de oficiales ni jerarquías castrenses, votaban a sus representantes y solo cumplían órdenes estratégicas de carácter general. Combatían hombres y mujeres por igual, y avanzaron y estabilizaron el frente de Aragón contra tropas regulares mejor equipadas, aun cuando no pudieron recuperar la ciudad.
Paralelamente, las fuerzas anarquistas apoyaron la transformación social que significo el establecimiento de las colectividades agrarias aragonesas, para escándalo de comunistas, socialistas y demás acólitos del credo según el cual no se podía ganar la guerra si al mismo tiempo se hacia la Revolución, clara estrategia para ganar tiempo, y dormir el fervor revolucionario, aprovechando la eficacia de la milicia en el frente.
Durruti representa los sentimientos de los trabajadores y trabajadoras, guerrilleros y guerrilleras, que nunca lo vieron como un jefe ni un líder, sino como un compañero ejemplar. El día 15 Durruti llego a reforzar la defensa de Madrid con una columna de 1800 hombres, la columna Durruti.
El 19 lo alcanza una bala, cuando transitaba en área supuestamente segura. Murió en la madrugada del 20, siendo sepultado 2 días después en el cementerio de Montjuich en Barcelona. Lo acompañó el duelo mas multitudinario visto en la ciudad, llamada "La Rosa De Foc" (La Rosa De Fuego) en honor a los conventos quemados.
El PCE estalinista, desatará pocos meses más tarde una brutal persecución contra anarquistas y comunistas libertarios como el POUM (partido obrero de unificación marxista) que sumado al cierre de fronteras y la falta de habituallamiento, terminan por dar la victoria a los terroristas sublevados, siendo el fin de la República que decían salvaguardar, y también del sueño revolucionario
Durruti murió con cuarenta años, luchando siempre por sus ideales, que actuaba tanto como leía y pensaba. Un hombre que lo dio todo, incluso la vida, por la defensa de la libertad, y por la revolución verdaderamente popular, sin tapujos, y sin concesiones que nunca dejó de vivir de su trabajo, pero que no por ello dejó tampoco de crecer como ser humano hasta el final.


5 Comentarios:

Anónimo dijo...

La revolución continua, abajo el fascismo!!!!

Anónimo dijo...

luchemos contra el fascismo luchemos por la libertad y la revolucion

Anónimo dijo...

viva durruti, sigamos su ejemplo!a luchar contra el fascismo viva la libertad!

LA NAUSEA dijo...

La llama sigue ardiendo ...

Anónimo dijo...

desde lima peru ! la anarkia sigue en su lucha .., fuera al fascismpo